viernes, 8 de noviembre de 2013

Sexo, mentiras y humanas imperfecciones

Dos cerillas se aman y una de ellas, como buen fósforo que es,  termina por salir ardiendo. Parece una historia divertida, una metáfora inocente para llamar la atención sobre el problema de la eyaculación precoz y se anuncia como una campaña para ayudarte a que “no ardas demasiado rápido”.

Podría parecerlo, pero no se trata sólo de una original campaña publicitaria, además es una “bomba de relojería”, un troyano que dejará ver sus efectos unos meses después en el número de consultas que se hacen sobre problemas de carácter sexual en los centros de salud y en las clínicas privadas sobre el número de Priligy (Dapoxetina) recetados o los ingresos de las farmacéuticas relacionados con este tipo de medicamentos.

Seguir leyendo en Ideas Poderosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario